viernes, 24 de diciembre de 2010

Las 10 de 2010


1. Toy Story 3

2. Canino

3. Shutter Island

4. El Escritor

5. Scott Pilgrim vs. the world

7. La red Social

8. La cinta blanca

9. El fantástico Mr. Fox

10.Alicia en el País de las Maravillas

martes, 7 de diciembre de 2010

La lista de la listilla

1. Corona de Flores, de Javier Calvo

2. Dublinesca, Enrique Vila-Matas

3. Las Teorías Salvajes, Pola Oloixarac

4. La Pesca de la trucha en América, Richard Brautingan (Gracias, Blackie Books)

5. Los Muertos, Jorge Carrión

6. Dog Soldiers, Robert Stone

7. El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan, Patricio Pron

8. Apocalypse Bebe, Virginie Despentes

9. Diarios, Joe Orton

10. Cuentos Completos, Rodolfo Fogwill (D.E.P.)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Scrooged

El mes más cruel es Diciembre:
muertas las lilas, párpados helados.
Brotan, a cambio, de las revistas
las doscientas veinte listas
de Fin de Año

La tarde, reloj vacío
agoniza, oscura y breve,
sepultada por el peso
de los libros no leídos.

Tormenta enciende Paraguas,
nieva en el nido de la golondrina,
Arranca y congela lágrimas.
Mientras, adentro,
la sombra de Valéry, corbata de seda
frota sus manos frente a
mi fuego.

Y han de venir de visita
otros dos fantasmas más
antes de que acabe el día
a embadurnarme de letras
y a hacerme tragar poesía.

Y ahí va
Balance Jodido Mío.

Cero Negativo:
Cero
hijos engendrados.
Cero
libros publicados.
Cero
euros en el banco.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Psicopatías cotidianas II: Asimetrifobia


Otra vez una noche especial, y ya estás harta. Te quedarías en casa, pero es que, de estar en casa, estás más que harta. Hay que arreglarse, es lo que hay, pero no tienes muchas esperanzas. Las ojeras te llegan al ombligo y odias toda tu ropa: te queda estrecha, te queda corta, te queda fea. Te has levantado con el pelo fatal, pero hay que hacerlo. Ponte una copa. Saca el maquillaje. Mientras hay vida, hay esperanza. Tu madre era una hippie y no te enseñó a maquillarte. Tampoco estás segura de que esa tarea forme parte de las obligaciones maternales. No. Tú sólo sabes que no te enseñaron, ni tu madre (porque era hippie) ni tus amigas (porque no tenías). Ni siquiera pudiste ponerte como un cromo con las pinturas de mamá a los ocho años porque, insisto, tu madre era hippie, de eso no gastaba.
HAs tenido que espabilarte sola, como en tantas otras cosas. Los labios los controlas, más o menos. El problema son los ojos. Tú querrías una raya perfecta, con rabillo Nouvelle Vague. Ojos de mujer fatal, de Belle de Jour, de Anna Karina ¿y quién no?
Atacas el ojo izquierdo, sacas el pincel y escurres el exceso de tinta. Tiras del párpado con el índice derecho y, con decisión trazas la línea perfecta: desde el lagrimal finísima ensanchándose gradualmente a medida que se aproxima al rabillo, apuntando hacia arriba con la inclinación ideal¿Y ahora qué? Te miras de perfil y te harías una foto, pero tienes prisa y aún te falta lo peor. Todo el mundo sabe que el ojo derecho es mucho más difícil. Tu mano izquierda está hecha de mantequila, está hecha de plomo, más que una mano es un codo sin pulso, sin gracia... Si no consigues igualar la hazaña, no habrá servido para nada. Demasiada presión. Empiezas a temblar y eso es la mar de contraproducente. Tranquila, te dices, no es más que un ojo. Y te sientes idiota. ¿No es más que un ojo? ¿Qué tipo de ánimos son esos? Un ojo, dios mío, un ojo. En momentos como este desearías ser un cíclope. La de problemas que se debe ahorrar Leela. Ahora te entra la risa. Genial, igual el gin-tonic iba un poco cargado.
Mira, ¿sabes qué? déjalo correr. Tampoco te apetecía tanto salir, con el frío que hace fuera. Hoy dan "Mujeres Ricas", acuérdata. Mmmm. Pijama, sofá. Sí,sí. Será lo mejor, además, así no gastas.
Antes de llenarte la cara de Nivea para desmaquillarte, echas un último vistazo a tu perfil izquierdo y Anna Karina te guiña el ojo. Suspirito.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Psicopatías cotidianas

-¿Ves a ese señor? El del semáforo. Unos 70 años, abrigo largo con cuello de piel... Pues aunque no te lo creas, en el bolsillo interior derecho lleva un cuchillo de sierra, de esos con el mango de madera para cortar la carne. Fíjate, ahora irá a la esquina de Pelayo con Gravina y sacará el cuchillo disimuladamente ¿Lo ves? mira a un lado y al lado y.... ¡Te lo dije! ¡Ahí lo tienes!
Ahora vas a ver, esto es lo más curioso de todo. Deja caer el brazo con la punta del cuchillo hacia la pared y se pone a caminar mientras, como el que no quiere la cosa, va rascando el yeso ¿Ves lo tieso que se ha puesto? Intenta mantener un ritmo regular y no moverse demasiado para ir trazando una línea recta. Atento ahora. Se le cruza una señora.... ¡Ja, ja, ja! ¿has visto? El tío no se aparta, ¡Qué va! si en lugar de ese cuchillito de mierda tuviera una katana, partiría a la vieja en dos, ¿que no? Ganas no le faltan. Mira qué cara de sádico. seguro que, en su cabeza ya estará eviscerándola lentamente. Ahora verás. Cuando llegue al escaparate ¿levantará el cuchillo? ¡Que te lo has creído! ¡Fffffff! el cuchillo arañando el vidrio me pone los pelos de punta, te lo juro. ¿Sí? ¿los palitos de madera de los polos? No se me había ocurrido pero ahora que lo dices ,sí que da cosilla, sí. Tú fíjate que ni siquiera mira, intenta que la línea quede recta, pero va con la cabeza bien alta. Parece un militar, si no te fijas ni te das cuenta de lo que hace. Yo es que soy muy observador y porque ya lo había visto antes. ¡Se le van a acabar las calles! Cada día a las 11 lo mismo, menos los Domingos que come con su hija, pero los otros días, llueva o nieve, a las 11 como un clavo. Claro, cada día tiene que irse un poco más lejos, porque no tendría gracia rayar dos veces la misma pared. No está muy ágil el abuelo, para una manzana como esta yo le calculo una hora. Pero bueno, tampoco tenemos nada mejor que hacer, ¿no? No, ya decía yo. Pues mira, lo que te iba a decir, por más que intenta rayar siempre a la misma altura, al completar la vuelta a la manzana, se da cuenta de que el principio y el final de la raya no casan ¡JAJAJAJAJAJA! ¡Tanto esfuerzo y concentración para nada! ¡Viejo gilipollas! ¡Qué cara se le ha quedado! ¡Y esto cada día! Juasjuasjuas. Anda, date otra vuelta, date otra vuelta, anda, que ya verás que espiral más chula te sale. ¡No, no te vayas! que ahora viene lo mejor. Ahora es cuando, de pura frustración la emprende a machetazos contra la pared. Yo es que me meo, tía. ¿Pero, qué te pasa? ¿por qué me miras así?
-Joder, acabo de darme cuenta de que al viejo le pasa lo mismo que a mí cuando intento cortarme el flequillo y que me quede recto, y me he quedao hecha polvo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Follow the yellow leaves lane


La vida que tú quieres,
Petite Chapperon Rouge,
requiere de euros y
brújula.
Ayer me perdí en un parque
porque
las hojas que el Noviembre amarillea aquí,
en Madrid,
caducan verdes en Barna.
Parecía buena idea
adentrame en el extraño a pisar charcos.

Silencio. Los únicos pájaros de Madrid
son eléctricos, Lázaros de Tormes
en los semáforos
o bien
penden de las orejas
de poetas de 20 años
que se encadenan al cuello
anclas
y se rajan brazos y muslos
con cuchillas de papel.

Parecía buena idea
Si no fuera
por los lobos, CLARO.
Y las mofetas
y la de guijarros que,
en lugar de hojas de salvia,
se acumulan en mis botas nuevas,
hasta ahora inmaculadas.
Está claro:
no se hicieron para andar.

Si no fuera
por esta tarde de Otoño,
mucho más corta que el bosque,
¡Qué miedo, so estúpida,
más innecesario!


La vida que yo quiero requiere de líneas,
colecciona habitaciones,
y okupa hoteles.

Requiere
de libros robados
Y van... ¡yoquesé!
Y subiendo
De maletas más livianas
y más pesados los besos.

Y requiere
que me quieras, claro, claro.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Amat vs.Calvo: CADA LOCO CON SU LEM


Cada vez que me topo con una reseña o una de las críticas apasionadas que a menudo nos regala Kiko Amat, ya sea de un libro, una película o (y sobre todo) de un disco, no puedo evitar sentirme dominada por su entusiasmo contagioso y salir disparada con el noble y, en ocasiones, casi imposible objetivo de hacerme con un ejemplar/dvd/vinilo (o en su defecto, y espero que el Sr. Amat sepa disculpar mi poca clase, la misma música en soportes menos nobles)y devorarlo antes de que mi ánimo haya tenido tiempo de regresar a sus parámetros habituales de indiferencia y abulia. Cuando la reseña entusiasta versa además sobre Corona de Flores, la novela más fascinante, divertida y absorbente que he leído en... bueno, en mucho tiempo, mucho, y cuando el autor de dicha novela es mi admirado Javier Calvo, me siento como si dos de mis amigos más queridos se hubieran casado: se impone una celebración de tres días, a lo boda gitana. Sólo un detalle. Deseo manifestar aquí mi discrepancia con la opinión de Kiko sobre la portada de Corona de Flores. Fan de Carmen Burguess y de sus collages e ilustraciones. (Para leer la reseña: http://www.kikoamat.com/web/2010/09/libro-del-mes-septiembre-javier-calvo-corona-de-flores/)
Los libros (y discos, y películas) que me gustan mucho, los siento míos: los regalo, los recomiendo, los defiendo apasionadamente de cualquier crítica que no sea todo lo positiva que yo espero , como una gallina cuidaría de sus polluelos. Con Corona de Flores no he tenido ocasión de indignarme mucho: la novela ha sido acogida por el público y la crítica con los brazos abiertos y es por esto que, meses después de su publicación, continuamos celebrándola.
Entre Kiko Amat y Xavi Calvo se dan, a primera vista, muchas coincidencias. Desde el rechazo que ambos manifiestan por la etiqueta generacional "Nocilla" (en realidad, la única razón por la que se me ocurre que se les podría aplicar semejante etiqueta es la de la edad de ambos, muy próxima),la afición a beber con los amigos (poco importa que el primero le de a los quintos nacionales y el segundo sea un militante radical de la Heineken), cieta nostalgia del pasado que combina perfectamente con su declarada britanofilia, una actitud algo dandy y una dosis generosa de rebeldía y mala leche, que no entra en conflicto (¿y por qué demonios iba a hacerlo?) con su también compartida faceta de padres de familia y devotos esposos.
Pese a estas coincidencias superficiales, pensaba yo, son dos autores muy distintos y que me gustan por motivos casi, casi opuestos. Con Kiko Amat me identifico mucho estética e ideológicamente. Sus referentes culturales son, a grosso modo también los míos. Durante mucho tiempo hemos compartido locales, fiestas y conocidos: en el Heligábal, en el Barbi , en el Vinilo... Como él, yo también nací en una de esas (no tan) pequeñas poblaciones de la periferia de Barcelona (de hecho también vengo del Baix Llobregat) con todo lo que eso conlleva. En mi caso al menos, la percepción es (o era) que, por un lado estás lo suficientemente cerca de la ciudad como para que el sentimiento de comunidad se vea diluido, y sin embargo, tampoco te identificas del todo con los habitantes de la metrópoli que, desde tu pueblo, parecen tener más dinero, más oportunidades y más de todo que tú .
El universo referencial de Javier Calvo, en cambio, me resulta tan exótico como si sus novelas las hubiera escrito un selenita aficionado a los puzzles. Nuestros gustos musicales no pueden ser más opuestos, cita como sus favoritos a un montón de autores ignotos para mi hasta hace bien poco. Y ahí está la clave, supongo. Porque resulta que desde que le conozco y le leo, cada vez que Xavi habla de un libro, yo voy y lo leo (o una película, me estoy volviendo loca buscando “The Wicker Man”) De manera que al final, con Calvo me sucede lo mismo que con Kiko Amat: que me fío de ellos (tal vez, incluso, llegue a escuchar algo de black metal algún día. O no, ya veremos), que quiero aprender de ellos, que me interesa casi tanto lo que leen como lo que escriben.

domingo, 1 de agosto de 2010

viernes, 9 de julio de 2010

Sci-Fi Poetry


Nueva Hari

Soy,
De autista océano y memoria sumergida,
inhumana inteligencia, esclava rediviva.
Mi no-cuerpo replicado,
de ella: Tuya.
Tú eres
padre, carne, esposo, dios, motor y causa: Suyo.
Desesperado esperas, y por eso
despertaré una vez más bajo las sábanas del
cubículo recreado, mimoide yo, mi sola casa.
Creo creer que nunca se ha ido, ella,
La que me pienso. Que existo en mí, de ti y a tu pesar
he aprendido que no soy yo esa mujer que recuerdo,
así me ofrezco esta vez yo, la casi humana.
Volveré a nacer, Nueva Hari,
surgida del mar caprichoso, Inabarcable. Juez y parte:
me condeno a no saberme.
Y pagaré por mi amor. Con sangre falsa
la soberbia del Hombre, como es costumbre,
será vengada.

viernes, 21 de mayo de 2010

PS

Un año más y mi corazón espera
Una semana,y estreno. Vestido y gafas.
Como Facebook, pero más: hueso y hueso.
Mi primera Comunión, besamanos de modernos.

Ejército de hormigas en hilera
¡A formar!
Un año más,
sostengo vaso de plástico,
indiferencia y cigarro.
Mezclo canciones y amigos.
Mezclo mezclas y sustancias.
Hoy no comeré. Me alimento de música y gente.
Hoy no dormiré ¿Estamos locos o qué?
Inhumana fiesta.
Británica, fría y puntual,
Reunión familiar, Nochebuena en Primavera.
Regeneración: el ritmo de las estaciones
el eterno retorno, y tal. O sea:
Sentido y Superficialidad.

Me atiborro. Finjo. Río.
Me estrujan y me desmonto.
Y me pierdo y lloro y bailo.
¡Por Ian, quitadme el móvil!
¡Por Kurt de todos los santos!

Orinamos en pandilla ¡Sois mis mejores amigas!
Nuestras vidas son los ríos.. Primavera a Primavera
con los Pixies en el alma, Cocoroise en la barriga
y el que sea en los zapatos.
You better don´t kill the groove.

Si no te veo es que no estás
y si no estás es que no existes.

lunes, 10 de mayo de 2010

MUY FAN


lee en el libro: Javier Calvo - Corona de flores

Transcripción 2

Él la miró y le dijo:
-Tengo revistas de música mejores que el "Cuore".
-Ya, lo que pasa es que si voy a la Conferencia me dan dos créditos de libre elección.
Sería otra cosa si quisiera ir a por nota- Contestó ella con tristeza.

jueves, 6 de mayo de 2010

martes, 30 de marzo de 2010

MUTATIS MUTANDI


Desde esta habitación, que nunca ha sido mía
Introducing the band:
Los objetos que me domestican.

Líquida,
ocupa toda la superfície disponible,
Mosaico hidráulico invisible,
La realidad de mis cosas, apabullante.
Meto mi vida en cajas, como cada Primavera,
Por no hacer mudanza en mi costumbre.

La basura se mezcla con la basura.
La basura se mezcla con los tesoros,
Los céntimos, con las pelusas,
Libros con discos y bragas,
Mecheros acabados, libretas empezadas,
Pares de zapatos y zapatos sin pareja.
Arden mis prendas más queridas
Porque ya no puedo más.
Quiero acabar y seguir
Durmiendo, soñando, leyendo, flaneando.
Calculo lo que aún me falta:
Subir al Everest en bicicleta, más o menos.

Me estoy ahogando en mi mierda, así de claro.

jueves, 4 de marzo de 2010

El Síndrome de Pica


Túneles, túneles, túneles
y Madrid,
Quitamiedos.
Un vuelo, un hotel.
Azucarera Española.Pop.
Un amanecer en la cárcel.
TildaSwinton ¡Swinton!


Idiomas que son colores.
Una calle peatonal. Blanca.
Un helicóptero surca el limpio azul.

Un negro hace tai-chi,
Pide dos espressos,
Mastica papel.
Cerillas por diamantes

Seguratas de fondo
y zoom a Picasso.
Banda sonora. Foto quemada.
Disimular sin disimulo.
Fotografiar.
Desenfocar.
Contrapicar.
Cambia de color si vas al Sur.
Usted no habla español.


(Transcripción de las notas que tomé viendo The Limits of Control, de Jim Jarmusch, tras haber consumido estupidizantes)

miércoles, 24 de febrero de 2010

miércoles, 17 de febrero de 2010

Fingirse enfermo

Faltar un día al trabajo. Apagar el despertador y dormir una hora más. Sí, sólo una. Llamar por teléfono para avisar de que no irás. Fingir dolor ante un contestador automático. Experimentar un leve (¡tan leve!) sentimiento de culpa. Pensar: "Que me quiten lo bailao". Salir a la calle a una hora en la que no sueles. Ir al médico y esperar. Fingir dolor ante el médico. Pedir un justificante y restar credibilidad a tu, hasta entonces, impecable interpretación. Coger unas recetas que no vas a hacer efectivas. Disponer de efectivo en un cajero. Imprimir comprobante o ver información por pantalla. Sentir ansiedad. Comprobar que no puedes permitirte dejar ése puto trabajo. Ése castigo. Comprobar que no puedes permitirte que te despidan. Que, de hecho, ni siquiera puedes permitirte estar enferma. Comprobar que es día 15 y te quedan 30 euros. 20 euros. Has decidido desayunar a lo grande y comprar periódicos. Sentirte estúpidamente feliz porque la tarde te pertenece.

jueves, 11 de febrero de 2010

CARIES

Collage, Seventeen modified Covers Nº 8 by Carmen Burguess




Latiendo en la encía se consume mi dolor, Amor,

Tú no me dueles.

He arrancado la muela, negra, íntima y

De mi cráneo, ha brotado la raíz interminable.

Al perro ya lo he matado (creo) la rabia ¿hasta cuándo?

Boca podrida mía ¡enfríame el corazón!, Dolor,

Quédate,

No quiero que te vayas.

martes, 26 de enero de 2010

GRAN HERMANO R.I.P.

Nos encontramos en el plató del programa estrella de un importantísimo canal de Televisión privada, situado en las afueras de Madrid.

Mercedes Milá III está tensa, pese a su larguísima trayectoria como periodista y presentadora es consciente de que esta noche va a tener lugar el mayor acontecimiento televisivo de todos los tiempos. La cadena espera superar el récord de la primera expulsión: casi un 70% de share. Una obscenidad.

Mercedes Milá III está lista para entrar en directo, dan fe de su nerviosismo dos evidentes rodales de sudor que se marcan en las sisas de su, por lo demás impecable, disfraz de caracol diseñado por Totó Callejas.
Entre el numerosísimo público se encuentran los concursantes eliminados, así como familiares, amigos y seguidores de los finalistas.

-Muy buenas noches y bienvenidos a la Gran Final de la Primera Edición de Gran Hermano R.I.P.- Arranca Mercedes Milá III a una señal del regidor.
Sus nervios han desaparecido por completo y la vemos llena de energía y aplomo frente a las cámaras. Así continuará el resto de la velada.-Como sabéis, de los 10 concursantes que se embarcaron hace ya más de tres meses en esta aventura, sólo quedan en la casa-limbo los tres finalistas.¡Los tres primeros finalistas de Gran Hermano R.I.P., señoras y señores!
Sólo uno de ellos se alzará con la victoria, y esta noche sabremos quién.
Cerramos nuestros teléfonos exactamente en estos momentos.
Conectamos en directo con la casa-limbo.

En un enorme monitor de plasma vemos el gran salón de la casa. Sentados en el sofá y cogidos de la mano están los tres finalistas del concurso: Jacques-Yves Costeau, Edie Sedgick y Mario Moreno, conocido como Cantinflas.

-Buenas noches, habitantes de la casa.-Saluda Mercedes Milá III.

La expresión de los finalistas es grave. El comandante viste un impecable traje de tres piezas y zapatos italianos de cordones. Es tal vez el más preocupado en estos momentos: cree que la audiencia puede castigarlo por su reciente affair sexual con la joven Edie.
El aspecto de Cantinflas no es tan distinguido, a pesar de que su traje ha sido cortado a medida con tela de la mejor calidad. Cree contar con el cariño del público, ya que ha estado nominado prácticamente todas las semanas y siempre ha sido salvado finalmente. Aún así, no puede dejar de mover la rodilla: se está jugando la Vida Eterna, y eso es demasiada presión para cualquiera.
Edie Sedgwick, sin embargo, no parece nerviosa. Aunque seria, su diminuta figura parece irradiar calma. Una de las condiciones que refleja su contrato es poder contar con una rayita de caballo en los momentos más tensos. Esto no impide que sus maquilladísimos ojos castaños nos parezcan inmensos y transparentes. Viste con una sencillez que sería excesiva de no ser ella tan bonita. Su pelo decolorado y despeinado y su delgadez perfecta consiguen que el simple vestidito a rayas que combina con medias opacas y zapatos planos luzca más que cualquier prenda de alta costura.

Tras intercambiar unas palabras con los concursantes, Mercedes Milá III da paso a la publicidad. Al final de la pausa la audiencia conocerá por fin al ganador de Gran Hermano R.I.P.

Apple ha comprado los doce minutos de pausa para emitir un mini-programa sobre un nuevo y revolucionario hardware de realidad virtual. ¡Se trata del anuncio más caro de la Historia!

Édouard suelta mi mano y sus ojos se desvían involuntariamente en dirección a la pequeña tele que hay en la habitación. Esto no me hubiera importado, si no fuera porque su reacción ha coincidido con la madre de todas las contracciones.
Mientras pronuncio el nombre de su madre, seguido de una retahíla de epítetos cariñosos, Édouard vuelve a mirarme. Comprende que la niña está llegando. No podrá comprarse ningún juguetito cuyo nombre empiece por I- en los próximos 25 años. Vértigo. ¿Qué artefactos electrónicos, indescifrables para nosotros, nos exigirá que le compremos nuestro bebé adolescente? En esto y muchas cosas más piensa mientras pulsa el avisador y retoma mi mano. Sé que tiene miedo. Trato de que no note que yo lo tengo. Mi mente, el Aleph; mi coño, una herida; mi expresión, un intento de don´t worry.

Llega una enfermera apresurada. No quiere perderse la Final. Yo tampoco, ¡no te jode! En estos momentos estaría mucho mejor en mi casa. La muy puta me dice que aún falta. Me inyecta Sulfato de Magnesio, para detener las contracciones. ¡Qué hija de puta! Mientras, Édouard sale pitando en busca de un médico. No va a encontrarlo. En la tele sale ya la careta del programa y la enfermera se ha sentado en la silla para no perder detalle.

-Muy buenas noches, de nuevo, preparados para conocer por fin al ganador de la Primera Edición de Gran Hermano R.I.P., pero primero, vamos a repasar los momentos más emotivos de este concurso que tan hondo ha calado en los telespectadores.

Imágenes del primer día, en el que los 10 concursantes entran en la casa. De la controvertida expulsión de Pepe Rubianes a causa del escándalo causado por sus polémicas declaraciones en el Confesionario, del polvete que echaron Edie Sedgwick y Keith Moon el día de Navidad, de la misteriosa desaparición de Sharon Tate, de las lágrimas de Alfonsina Storni cada vez que tenía que nominar y sus broncas con toda la casa…

Y esto es todo. Sólo supe quién había ganado después. Era demasiado tarde para detener el parto. Ningún médico acudió en mi ayuda. Mi marido se quedó en la sala de espera, hipnotizado por la tele, la enfermera que me acompañaba era una zombie catódica: no fue capaz de oír mis gritos ni el llanto de mi niña hasta que aparecieron los créditos. De poco me sirvió, entonces ya llegaba el doctor y nos examinaba para certificar que todo había ido bien. A Édouard se le caía la cara de vergüenza, . Le perdoné. Siento que, desde otra perspectiva, presenció el nacimiento de nuestra pequeña Edie.

lunes, 11 de enero de 2010

11 Enero

2010 empezó un 11 de Enero bastante frío. En el Telediario no se hablaba de otra cosa: "¡Dios mío! ¡La mayor ola de frío que jamás asoló Europa! ¡Nieve en cotas bajísimas! ¡Todos nos resfriaremos! ¡Es la venganza de la Naturaleza! ¡Vamos a morir todos!"

Una llamada avisando de que hoy tampoco iba a cobrar la despertó. Cariño hace un ruidito y se da la vuelta para abrazarla. La noche anterior había perdido la cartera, aunque conservaba esperanzas (pronto defraudadas) de recuperar documentos, dinero y tarjetas.

Decidió seguir durmiendo un ratito más con él, con Cariño. Y durmió. Y soñó con Primavera, con excursiones, con un estanque y con una cueva que se convertía en edificio gótico: Su Neogótica Facultad, la de Letras, la de Barcelona, la de la misma Plaza Universidad, la del . . . .
Soñó que era de nuevo muy joven. Que sabía todo lo que sabe ahora, que podía cambiar su Historia.
Soñó que era muy mala. Que llamaba y amenazaba de bomba. Soñó que huía de la Universidad y ganaba algún mes que otro en la Vida. Soñó que las Mayúsculas la obedecían.
Y aún soñó más: soñó con ese lugar maldito en donde había pasado tantas horas podridas el último mes: Su último empleo. 22 dias. Ocho horas diarias. Once de Enero. Cero Euros, ¿es o no es para ir y prender fuego?

Más allá del frío, Cariño la despertó. Eran como las dos y media ¡Las dos y mierda!: Sólo por esto ya sabía que su Día no iba a ser un éxito.

Comieron sopa de sobre y salmón caducado: paradojas post-navideñas. No se lo acabaron, aunque aún estaba bueno. Cariño planeaba un viaje, ella estaba triste, pero no es una cosa de decir cuando una presume de moderna, liberada e independiente. Por lo tanto, vieron la tele. Y , por suerte, ella hizo acopio de lo que sea y, por pocas ganas que tuviera, se dio una ducha, se maquilló y se puso su vestido. Su agencia quería hacerle unas fotos. La tía pretendía ser actriz o algo así, aunque estaba ya un poco hasta el coño, como quien dice.

El vestido era muy bonito, el mismo que se puso en Fin de Año, aún sin lavar. El pelo no se lo lavó tampoco: no le sobraba el tiempo.
Maquillaje precipitado, vestido y pelo semilimpios (por aquello del vaso medio lleno), pero seguía siendo bonita. Eso creía ella, au moins.

¿He dicho que el vestido era muy bonito? ¿He dicho algo de lo bien que le quedaba? Sólo que tenía las medias rotas. Sólo que había esperado hasta el último momento para pensar en eso. No vivía lejos, pero no tenía tiempo de ir a su casa a cambiarse las medias por otras menos obviamente rotas. Cariño le dio dinero: "Cómprate unas medias, por lo que más quieras". Ella guardó los euros pero no compró medias. Muy raro sería que en las fotos se notasen los bujeros de sus rodillas. Y si se notaban, ¿Qué? Más sexy, coño.
Junto a la cartera perdida estaba su tarjeta del Metro. Aún cuando tenía dinero, trataba de ahorrarse el billete, pero últimamente y después de dos pilladas casi consecutivas, se sentía incapaz de colarse. Usó el dinero de Cariño para pagar el billete (cuyo precio acababa de aumentar con el Año Nuevo, por supuesto)

Le hicieron unas fotos, habló con su agente, se publicitó tan bien como supo y la mandaron a un cásting al que no quería ir.

Porque había un cásting, un cásting para el anuncio de un coche. Una Mierda Pinchada En Un Palo. No se le ocurría una buena excusa para decir que no iba, así que fue..
Ella trata de no hacer publicidad, pero le venía (casi) de camino. A falta de trabajo, de euros y de algo mejor que hacer, creyó que no tenía elección. Fue al cásting. Quiso suicidarse. Estamos hablando de una chica tirando a maja, pero sus competidoras jugaban en otra liga. Qué bonito es sentirse la más cutre del plató, con un vestido de fiesta, el pelo sucio y las medias rotas... Eso es asco, quién lo probó lo sabe...

No está acostumbrada a esto, pero es que la rodeaban varias mujeres de esas cuyas virtudes nos esforzamos en devaluar:
"Demasiado pecho es vulgar"
"Demasiado alta. Poco femenino"
"Se ha operado los labios, ¿No es evidente?"
"De cara no es tan guapa"
etc.

¿Alguien se ha sentido alguna vez como Lina Morgan en una edito de Meisel?
Lo normal sería pensar que esas eran unas guarras, que se follaban al productor, que eran lo más lerdo que habías visto nunca...
Pues no. La vida es injusta: Algunas lo hacían bien. ¡Guapas y no subnormales! ¿Dónde acabará esto? De hecho, mayormente, lo hacían bien (Que tampoco era tan difícil, ojo- dijo la envidiosa).

Triste, volvió a su casa. Llevaba un par de días viviendo con Cariño, necesitaba, cambiarse de ropa y excusarse con su roommie por no haber pagado aún el alquiler. Importe que tampoco parecía probable que fuese a satisfacer en breve.

Su compañera de piso estaba triste. Había perdido un trabajo importante y discutido con sus padres, así que abrieron el vino y sacaron las drogas y pusieron la Música, así, a golpe de Lunes. Y se olvidaron todo durante unas horicas, ¿Quién podría reprochárselo?

viernes, 8 de enero de 2010

Bisolvon


Solución oral

Composición
5 ml contienen:
Bromhexina hidroclruro 2,5 mg
Difenhidramina hidrocloruro 7,5 mg
Efedrina hidrocloruro 7,5 mg
Codeína hidrocloruro 10 mg

Excipientes:
Benzoato de sodio (E 211), ácido cítrico, hidróxido de sodio, aroma de frambuesa, amaranto (E 123), glicerol (E 422), sorvitol, povidona, etanol 6% v/v y agua purificada cs.

Forma Farmacéutica y Contenido del Envase

Frascos con 125 ml y 200 ml de solución oral siruposa exenta de azúcar.

Actividad

Efecto mucolítico-expectorante de la bromhexina, unido a la acción antitusígena y broncodilatadora del resto de los componentes, lo que permite fluidificar las secreciones bronquiales, calmar la tos, facilitar la expectoración y, en determinados casos de infección por mordedura o contacto prolongado, ralentiza y aun revierte procesos leves de zombificación y sus síntomas.

Tiular y Fabricante
Boheringer Ingelheim España, S.A.
Prat de la Riba s/n
Sector de Turó de Can Matas
08190 Sant Cugat del Vallès (Barcelona)